Boda Chaman

Una boda en verano con muchos invitados de fuera de Almería. Los novios querían algo junto al mar y, tras buscarles diferentes opciones, se decidieron por esta espectacular discoteca a la orilla del mar. El marco era incomparable, pero el trabajo consistió en hacer que no pareciera una sala de conciertos. Luis y Toñi, de nuestra floristería de confianza, volvieron a hacer un trabajo impecable. Se jugó con los azules mediterráneos y los blancos…fue todo un acierto.
 
Se trabajó en un concepto de boda en movimiento, y se montaron mesas bajas, zonas chill out con cómodos sofás, mesas de apoyo con taburetes blancos y una iluminación indirecta. La cocina era en vivo con diferentes islas de trabajo.
 
Tras la cena hubo un concierto de rock y recena. Una boda con sabor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.