Una boda de Cine

La elegante boda de Mirian se celebró en la iglesia de Aguadulce y se sirvió la cena en su casa, con un precioso jardín y maravillosas vistas al mar.

El desplazamiento de los invitados se realizó en un trenecito desde la iglesia.

Preparamos la pérgola con cortinas y una maravillosa iluminación. La escalera se decoró con guirnaldas de eucalipto y grandes velones.

Durante el cóctel hubo música en directo, carritos de cocina en directo. Para la cena, preparamos la pista de tenis en la zona posterior de la casa y quedó muy alegre y fresco: antorchas, tiras de luz, rincones chill out…

Maravillosas fotografías de Chema Artero

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.